EDUCACIÓN INFANTIL

SUPERLIBRO 5 años B Curso 2014/15
EL JARDÍN DE LOS CUENTOS

Los alumnos y alumnas de Ed. Infantil, además de participar en la actividades del día del libro: "Marcapáginas por la Solidaridad", "Cuentacuentos"y "Recital de Poesías y Canciones", han elaborado entre todos un árbol con cuentos ilustrados por ellos mismos, que han denominado "El Jardín de los Cuentos"




EL LIBRO VIAJERO

Álbum de la tarea: "El libro viajero: Caillou recoge sus juguetes" Realizado por los Alumnos de Ed Infantil 3 años B del CEIP Fray Juan de Herrera, con la ayuda de sus padres y madres y bajo la dirección de su tutora Ana Mª Sánchez Muñoz . La tarea es: Cada niño / a se lleva el libro a casa y cada Familia y realiza una ilustración sobre el mismo en un Album.
RECURSOS
Lee un cuento a tu hijo/a
Audiocuentos
Juegos de lectura y escritura

RECOMENDAMOS
LA COLECCIÓN DE LA EDITORIAL SUSAETA "VALORES" disponible en nuestra biblioteca

Podrías empezar a leer a tu hija/o:
"El poni y la amistad"
Dundi es un poni que vive feliz junto a Zoe, una niña que lo adora. Pero un día descubre a otros ponis que viven libres, sin ataduras. Entonces Dundi deberá elegir entre esas dos vidas incompatibles. En este cuento, cuyas páginas ofrecen al lector unas delicadas y preciosas ilustraciones, el autor nos regala una historia de amistad y fidelidad.




Colección:  valores
Encuadernación:  Cartoné con cubierta plastificada
ISBN:  9788467710649


DISPONEMOS DE LOS SIGUIENTES LIBROS DE DICHA COLECCIÓN
La foca y la autoestima
El elefante y la generosidad
El poni y la amistad
El tigre y la tolerancia
Las ardillas y el optimismo
El gorila y el esfuerzo
El oso y la solidaridad
El león y la valentía
El gorila y el esfuerzo
La foca y la autoestima
El león y la valentía
El poni y la amistad
Las ardillas y el optimismo
El oso y la solidaridad
El tigre y la tolerancia
El conejo y la sinceridad
El oso pardo y la paciencia
El caballo y la alegría
El ratón y la fortaleza
El reno y la bondad

CUENTO DE OLIBRITA Y OLIBRITO,
                                              LAS MASCOTAS DE NUESTRA BIBLIOTECA

(Cuento escrito por Manuel Sanz Rubio  el 21 de octubre de 2013 para contárselo a los niños de Ed. Infantil de 4 años en la Biblioteca y entregarles el cané)

            Erase  una vez, hace muchísimo tiempo, un colegio llamado “Fray Juan de Herrera” que estaba en un pueblo llamado “Herrera del Duque”. En dicho colegio había una biblioteca que estuvo cerrada muchos años. En la biblioteca reinaba la oscuridad, las tinieblas, el desorden, toda llena de telarañas, era el almacén de tantas cosas que no se podía ni entrar…
            Brujas malvadas, grandes ogros, troles mugrientos se apoderaron de ella. No querían que entrasen allí los niños y niñas a leer, a contar cuentos e historias… o llevarse a casa tantos libros maravillosos que había en ella…
            Las hadas, duendes, Blancanieves, la Cenicienta, Caperucita Roja, Pinocho y tantos personajes de los cuentos estaban muy tristes porque las brujas, troles y ogros los tenían encerrados en sus cuentos y también en la biblioteca, que era como una cárcel… No dejaban salir a los personajes de los libros, ni dejaban entrar a los niños a la biblioteca para que los liberasen…
            Unos niños y niñas, los más pequeños del cole, los de tres, cuatro y cinco años de Educación Infantil, pasaron por el pasillo y preguntaron a sus maestras:
-          ¡Seño, esa puerta está siempre cerrada! ¿Qué pone en ese cartel?
Las seños contestaron:- Biblioteca.
-          ¡Biblio… qué! Respondieron todos.
-          BI-BLIO-TE-CA. Remarcaron las seños.
-          Y eso ¿qué es?
-          Una biblioteca es un sitio donde hay libros que cuentan historias muy interesantes…
-          Y si son tan interesantes… ¿por qué está siempre cerrada?
-          Porque los troles abominables, las malvadas brujas y los grandes ogros se han apoderado de ella… Contestaron las seños.
-          ¡Oh! ¡Eso no es justo! Dijo el más pequeño de todos.
-          ¿Qué podemos hacer? Se preguntaron los mayores…
-          Yo tengo una idea… yo tengo una idea. Se le encendió la luz el más fantasioso de todos.
-          ¡Cuenta, cuenta…! Exigieron con impaciencia todos a la vez.
-          He escuchado que a los ogros, troles y brujas se les debe combatir no con espadas, ni con pistolas, ni con escopetas… porque la violencia sólo genera violencia…
-          ¿Pues…  con qué se les puede vencer? Preguntó el más impaciente de todos.
-          ¡Pues, con fantasía!¡Con qué va a ser si no! ¡Como soy al más fantasioso!
-          ¡Anda, explícate! Nos tienes a todos con la boca abierta, pendientes de ti.
-          Que yo no tengo pendientes en las orejas, ni pírsines, ni nada de nada…
-          Que estamos pendiente de ti… significa que te escuchamos con atención.
-          ¡Ah! ¡Ya decía yo! ¡Pues bien! En el reino de la fantasía, cuando reinan los ogros malolientes, las brujas malvadas y los grandes y temibles ogros, hay que inventarse con imaginación un personaje que los venza y libere a las hadas, duendes y demás personajes de los cuentos…
-          ¿Y cómo se hace eso? Preguntó el más curioso.
-          Podemos hacer un concurso en el colegio e inventarnos cada curso una mascota, ella será la mascota de la biblioteca, entrará y vencerá a los abominables troles, grandes ogros y malvadas brujas… una vez derrotados, nos abrirá la puerta de la biblioteca y podremos entra todos…

Así fue, las seños de tres, cuatro y cinco años fueron a hablar con el Director del colegio e hicieron el concurso de “la mascota de la biblioteca”.
Todos los cursos participaron, desde los más grandes hasta los más pequeños, desde los tres años hasta los de sexto. Todos deseosos de liberar a la biblioteca de los grandes ogros, abominables troles y las malvadas brujas… Cada grupo eligió una para presentarla al “Gran concurso de la mascota de la biblioteca”.
Los de tres, cuatro y cinco años dibujaron una aceituna, a la que llamaron Oli-brita.
Oli de oliva, que significa aceituna y librita de libro. Olibrita era una maravillosa y verse oliva ovalada, con un lazo grande en su único pelo, ojos grandes y dulce mirada, sonrisa ancha… ¿Sabéis los que llevaba en la mano? Pues… un libro… Pero no un libro cualquiera, era un libro muy especial que luego os contaré…. Los niños y niñas hicieron campaña publicitaria por todo el colegio a favor de Olibrita. Iban cantando: ¡Olibrita… la más bonita! ¡Olibrita… la más bonita!

Los niños y niñas de cuarto curso de Ed. Primaria presentaron al concurso un dibujo muy parecido al de Olibrita pero en vez de ser verde era azul, en lugar de llevar un lazo, llevaba una gorra; en vez de tener una mirada dulce, sus ojos eran avispados; en vez de tener en la mano un libro especial como Olibrita, iba montado en un cohete. Por lo que se decidió que fuera el hermano de Olibrita… ¿Y… cómo se llamó? Olibrito.

Así Olibrita y Olibrito se convirtieron en las mascotas de la biblioteca del colegio para liberar a las hadas, duendes y demás personajes de los cuentos… de los abominables troles, grandes ogros y malvadas brujas…
            Olibrita y Olibrito entraron en la oscura, desordenada y maloliente biblioteca del colegio…
-          ¿Os acordáis de lo que llevaba en la mano?
-          ¡Sí… un libro especial!
Cuando Olibrita entró en la biblio, abrió su libro especial del que salió una luz resplandeciente que cegó a los abominables troles, grandes ogros y malvadas brujas… Se quedaron tan ciegos y desorientados que Olibrito, montado en su cohete, rápidamente los fue encerrando en los cuentos de donde nunca debieron salir… y allí han quedado encarcelados para siempre…
Olibrita y Olibrito liberaron a todas las hadas, duendes, enanos y a todos los personajes buenos de los cuentos que les ayudaron a poner orden en aquella biblioteca.
Olibrita y Olibrito abrieron las puertas de la biblioteca para que todos los niños y niñas del colegio Fray Juan de Herrera pudiesen ir a coger libros para llevárselos a casa.

            Y olibrín olibrado… este bibliocuento se ha acabado…
            Y olibrín olibrete… pon las piernas en movimiento y vete.
                                                           En Herrera del Duque, a 21 de octubre de 2013.

                                                                       Manuel Sanz Rubio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario